GRAN INVENTO: EL BILLETE DE UN DÓLAR

Scroll down to content

El primer billete de 1 dólar se imprimió en 1862 y el diseño de este billete lleva inalterado desde 1963. En él se puede ver el retrato del que fue el primer presidente, George Washington. También existen monedas de un dólar, pero casi no se ven. Los billetes de un dólar son como los de cinco euros, normalmente están muy arrugados y esto hace que ocupen más espacio cuando los amontonas, lo cual es un factor determinante.

Hace muchos años, un dólar podía comprar muchas cosas pero ahora se amontonan en la cartera cada vez que te dan cambio y se tratan como si fueran calderilla. Una calderilla que en mi opinión tiene una utilidad oculta e imprevista que es la de fomentar el consumo sin que te des cuenta. Cada vez que abres la cartera, a lo mejor tienes 10 o 15 billetes de 1 dólar que, sólo por estar en forma de billetes y ocupar mucho espacio, dan la sensación ser mucho más dinero del que en realidad es, por lo que psicológicamente te vuelves más proclive a gastar e introducir dinero en el sistema económico.

Un ejemplo claro en un aspecto importante de la economía americana donde veo que estos billetes juegan un papel importante es en las propinas. Normalmente en todas las barras de bar y cafeterías hay un bote grande de cristal donde la gente deposita uno o dos dólares después de recibir su bebida de manos del camarero. Lo que ocurre después de que unas quince o veinte personas hayan pagado esa propina es que el bote empieza a rebosar de billetes de un dólar, cosa que no pasaría con monedas. De este modo el bote de cristal pasa de ser transparente a ser verde, que es un color que en Marketing se asocia con el poder y el dinero (Rolex, Harrods, Starbucks, etc) y que va a recordarte a los billetes de un dólar que sigues teniendo en la cartera para seguir consumiendo. Y si lo que consumes es alcohol, con cada bebida te costará todavía menos sacar la cartera para comprar la siguiente.

En 2012, el senador republicano por Arizona John McCain promovió la erradicación del billete de 1 dólar para sustituirlo por monedas y así ahorrar costes ya que los billetes se deterioran más y hay que sustituirlos más a menudo. La medida tuvo poquísimo apoyo. Yo creo que una medida así sería contraproducente porque si la teoría de los billetes de un dólar es cierta, a pesar de ahorrar, el tráfico económico sería menor.

He buscado, pero no he encontrado ningún estudio serio que trate este tema. ¿Tú qué opinas? ¿Deberíamos tener un billete de 1 euro en Europa?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: