¡Mira dónde aparcas! Plazas de parking reservadas

Scroll down to content

Igual que en España, cuando aquí vas a un centro comercial también tienes que aparcar un poquito más lejos de la puerta porque las plazas más cercanas están reservadas para minusválidos. De forma consecutiva vas a encontrar que las plazas adyacentes también están reservadas, pero ya no por temas legales sino de conciencia social. Como se ve en la imagen de portada del artículo, esa plaza que encontré estaba reservada para los heridos de guerra, que suena muy épico, pero que es algo que la población se toma muy en serio. Incluso cuando buscas trabajo te piden que digas si eres veterano de guerra o no, ya que fomentan al máximo que esas personas se integren en el mercado laboral después de su servicio militar al país.

En la imagen se ve el dibujo de la condecoración conocida como “Corazón Púrpura”, un emblema militar de alto nivel que es probable que hayáis oído mencionado en muchas películas, como ‘La Roca’ o ‘Forrest Gump’ entre otras. Esta medalla es la más antigua condecoración que aún siguen entregando las fuerzas armadas americanas. En el centro de la medalla se ve la imagen de perfil del primer presidente de Estados Unidos, George Washington, que antes de presidente había sido un general militar muy destacado durante la guerra de Independencia (1775-1783). Es un honor que reciben los heridos en combate y se entrega en nombre del Presidente del país. De hecho, hace poco tuve el honor de tener uno en mis manos cuando visité el museo sobre la Segunda Guerra Mundial en Nueva Orleans, donde uno de los guías de la entrada era veterano de guerra y traía sus medallas para que la gente las viera y las tocara. De hecho, este ex-militar se apellidaba “Villarrubia” y se alegró cuando le dije que yo era de España porque él venía de una familia que emigró hace varias generaciones desde ‘Villarrubia de los Ojos’, un pueblo de 10.000 habitantes de la provincia de Ciudad Real. Aquí le podéis ver y escuchar hablando de su experiencia en Filipinas durante la Segunda Guerra Mundial.

Acabo con otro ejemplo más de plazas de parking reservadas, en este caso la plaza reservada para el Profesor del Año del instituto, que fue de las cosas que más me llamaron la atención en mi primer viaje a EE.UU.

IMG_1498

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: